Blogia
La funámbula

Un espíritu original

<h3>Un espíritu original</h3>

La curiosidad me puede y leyendo sobre sinestesias y Kandinsky, aparece ante mis ojos un nombre que desconozco, Louis-Bertrand Castel. Y poco a poco se va construyendo el personaje. Louis-Bertrand Castel (1.688-1.757) era un matemático francés. Nacido en Montpellier a los 15 años ingresa en la orden de los jesuitas y después de terminar sus estudios en la Escuela de Saint-Stanislas en Toulouse, completa su formación en varios colegios jesuitas del sur de Francia. Interesado en las matemáticas y la física, algunos de sus escritos llegan a manos del Padre Tournemine, editor de "Mémoires pour l'Histoire des Sciences et des Meaux Arts", revista perteneciente a los jesuitas. Este habla con el general de la orden para que traslade a Castel a París, donde ejerce como profesor del Colegio Louis-le-Grand y editor experto en matemáticas y física de la revista anterior.

En 1.724 como resultado de sus intereses científicos publica su primer libro "Traité de physique sur la pesanteur universelle des corps", en él recoge las doctrinas de la mecánica de Newton mientras que rechaza sus procesos físicos, dando su peculiar idea sobre la gravedad, él cree que la gravedad de los cuerpos los incita al descanso, mientras que los espíritus restablecen sin cesar el movimiento. Dejando aparte sus ideas sobre la física o la mecánica, lo que de verdad me interesó de este peculiar y visionario personaje, fue la aparición de una carta suya dirigida al director de la publicación Mercure de France en noviembre 1.725. En dicha carta Castel propone realizar un clavecín, clavicordio o clavicémbalo hecho para la vista, que devuelva los sonidos sensibles y presentes a los ojos como lo son en los oídos, de modo que un sordo pueda gozar y juzgar la belleza de una música tanto como el que oye. Reinterpreta las teorías acústicas de Athanasius Kircher, llegando a una serie de conclusiones sobre las analogías entre color y sonido, básicamente que el color es producido por vibraciones como el sonido y, así, sonido y luz son manifestaciones distintas del mismo fenómeno físico. En la siguiente tabla se refleja la correspondencia entre las teclas de su "clavecin oculaire" y los colores:


share your files at box.net

El mismo Castel describía como se podría tocar su instrumento:

"Do you want blue? Put your finger on the first key to the left. Do you want the same only I degree lighter? Touch the 8th note. If you want it 2 degrees, or 3 degrees..., touch the 15th, or 22nd, or 29th, or the last to the right. If you want blue-green, touch the first black to the left. Do you want red, and which red? Crimson-red? That is the 4th black. You have only... to know your clavier and know that blue is C and red is G etc. This you can acquire with three days practice"

En esta primera proposición hablaba de un instrumento de cinco octavas aunque como vemos en el cuadro posteriormente propuso su construcción con doce octavas. Se dice que comenzó la tarea de crearlo pero es casi seguro que nunca llegó a terminarla.

Rousseau dice en sus Confesiones sobre Castel al que conoció:"este hombre es un loco, pero buen hombre a fin de cuentas".

(Pido disculpas anticipadas por las incorrecciones musicales, matemáticas y físicas ya que son materias que claramente me desbordan pero me ha parecido una historia tan original la de Louis-Bernard Castel que no he podido resistirme a acercarla a los que la desconocían)

*Actualizo con unas imágenes de diseños basados en las ideas de Castel. Gracias Jafatron , besos..¿morados?

Diseño de Gilles-Edme Guyot (1.706-1.786)


share your files at box.net

Diseño de Johann Gottlob Kruger (1.715-1.759)


share your files at box.net

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

2046 -

Qué prisma matemático tan bello...

anarkasis -

12 octavas son muchas octavas debe andar por el límite de lo audible...mucha gata como dice la misma..
curioso, llevo unas cuantas horas dando vueltas con la sinestesia, de la que ni había oido hablar..estas mentes tan espirituales maravillan...

Herri -

Pues yo me quedé con el otro jesuita, con Athanasius; aún estoy intentando desvelar algunas de sus innumerables imágenes.
De ahí, paso directamente a Punset ;)

Vere -

Besos morados? Ya estamos en fin de semana.

peggy -

Desconocia las teorías de castel, no me extraña que le tacharan de loco a los innovadores , los de su tiempo lo suelen hacer , quizás es miedo a los genios .

ladydark -

narrador es que era de lo más completo, música, sabores y olores, buena y espumosa recomendación, lo ideal para brindar como bienvenida :).
Charles, si peca de ingenuo el buen hombre pero es, no ´se como decirlo, ¿un poco conmovedor?

Charles de Batz -

Es curioso como Castel dotaba a cada sonido de un color que lo evocara. A mi me suena a todo lo que tiene que ver con aquella época y la manera de ver las cosas. Algo así como el que está a medio camino entre Watteau y el peplum neoclásico.

Del verde, por ejemplo, decía aquello de: "el verde, que corresponde al RÉ es natural, campestre, risueño, pastoral..."

Que el Señor Rousseau dijera eso de Castel tiene su mérito, habida cuenta de cómo se las gastaba aquél hombre en sus relaciones personales.

Salud

ladydark -

Mi negación informática llega a tal punto que había perdido los comentarios al modificar la anotación... bastante iba a saber yo que pasaba eso, pero vamos he vuelto a copiarlos que no se habían ido del cuaderno, sólo que andaban perdidos por ahí, ays que negada soy jajaja

narrador -

Curioso el buen tipo, y muy interesante la entrada. Aunque yo preferia el organillo de Boris Vian que mezclaba cockteles segun la musica que tocaras.

jafatron -

Jeje Vailima, a mermelada no pero la chica estaba de buen ver y a veces traía unos escotes que... mejor no sigo que me vais a sacar los colores.

ladydark -

Gata he puesto original, podría haberle tildado de majara ;).
Jafatron tu vida es una película :), sólo me queda la duda de si será en blanco y negro, en color o daltónica jajaja.
Vailima la mermelada es que engancha. Por cierto se desmonta la teoria del cola-cao y la madalena de Jafatron, habrá que añadirle la mermelada jajaja

vailima -

Jafa, y seguro que tú te ponías morado a mermelada...

jafatron -

Curioso post. En mi anterior trabajo había un compañera sinestésica que mezclaba colores y olores, así que en su caso, el clave de Castel sería una especie de instrumento olfativo supongo. También teníamos en el departamente un daltónico que no distinguía algunos colores, y un pesimista que lo veía todo negro. Sería el ambiente.

gatavagabunda -

¡Doce octavas! Se necesitarían varios gatos para corretear por ese clave y tocarlo, mmmm.

Siempre he tenido ganas de probar un clave, hasta la fecha he tenido que conformarme con mi piano de toda la vida, snif
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres