Blogia
La funámbula

Lo que pasa

<h3>Lo que pasa</h3>

A veces, en octubre, es lo que pasa...


Cuando nada sucede,

y el verano se ha ido,

y las hojas comienzan a caer de los árboles,

y el frío oxida el borde de los ríos

y hace más lento el curso de las aguas;

cuando el cielo parece un mar violento,

y los pájaros cambian de paisaje,

y las palabras se oyen cada vez más lejanas,

como susurros que dispersa el viento;

entonces,

ya se sabe,

es lo que pasa:

esas hojas, los pájaros, las nubes,

las palabras dispersas y los ríos,

nos llenan de inquietud súbitamente

y de desesperanza.

No busquéis el motivo en vuestros corazones.

Tan sólo es lo que dije:

lo que pasa.

Ángel González

Lo que pasa puede suceder en octubre o en enero, es lo que pasa, que una anda buscando un poema para recordar a Ángel González que se marchó en este frío mes y, de repente, surgen los versos que explican lo que te cala los huesos desde que te levantaste. Es lo que pasa, que "la poesía te ilumina, te aclara cosas, te explica el mundo y responde a esa necesidad de entender la vida" y ésta que me acompaña, la que busca, ese espejo en el que me reflejo y me reconozco, se pregunta por esa inquietud y desesperanza que me siguen en estos días. No yo, que ya he aprendido a no hacerme preguntas para no tener que escuchar las respuestas, es ella, que interminablemente inquiere por aquí y por allá. Y yo intento acallarla, pero es difícil mientras me susurra "estoy aquí,/ insomne, fatigado, velando/ mis armas derrotadas,/y canto/ todo lo que perdí: por lo que muero". Es lo que pasa, que no me conformo con su canto de sirena en mi oído, que me revuelvo y saco las uñas afiladas y a voces la cuento que: "Escucho tu silencio./ Oigo/ constelaciones: existes./ Creo en ti./ Eres./ Me basta". Y yo, pobre ilusa, supongo que la he vencido, que he dejado su voz adormecida entre las magnolias de la memoria, pero ella acecha por los rincones de mi casa y entre ruidos de vecinos, programas de televisión y el tic-tac de estas teclas, la oigo, es lo que pasa:" Aquello/ que quizá hubiese sido/ posible,/ que sería posible todavía/ hoy o mañana si no fuese/ un sueño". Busco evadirme de ella, no la miro, y aunque reclama mi atención, me invento excusas para sacarla fuera, ponerla en la puerta y que ande en enero murmurando a los charcos de mi calle, porque, al fin y al cabo, le explico que: "Después de haber hablado,/de haber vertido lágrimas,/silencio y sonreíd:/nada es lo mismo./ Habrá palabras nuevas para la nueva historia/ y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde".

Aquí os dejo las pruebas de la batalla, sé que no la he convencido y que esta noche dormirá de nuevo sobre mi almohada porque no la gusta el frío, es lo que pasa.

*Gracias mil a mi Vailima que además de salvarme del laismo imperial, ¡me ha enseñado a modificar el artículo sin que desaparezcan los comentarios!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

Trapecio rojo -

Hola recordada LadyDark. Lo mejor de todo es la constancia y lo mejor de ti que le das a tu bitácora. A tu cuaderno, como tú le llamas.

Por favor acudo a ti para que me recuerdes el nombre del joven escritor que en su tiempo fue denigrado con saña acusado de plagio y que luego sería reivindicado por los surrealistas. Escribiste hace un tiempo un muy interesante post que he intentado ubicar y se me escapa, o no sé si desapareció en los tiempos de blogia bloqueada. Eso me demuestra que debía apuntar los datos valiosos, para luego recordarlos operativamente.

Por favor, espero tu respuesta. Gracias por tu atención y generosidad.

Rain.

Javier Luján -

La auténtica literatura tiene la virtud de abrir nuestros canales de percepción y lo que percibimos suele ser desolador, percibimos al ser humano.
Un beso, Lady.

Vere -

La niña movió el aire con los labios.
Detrás de los cristales nadie supo
lo que dijo. Era triste
mirar a aquella gente
intentando aclarar una sonrisa.
Y sin embargo estaba todo claro:

la niña
había sonreído simplemente.

Y que bella sonrisa Ladydark

itoitz -

En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada verano, viene una otoño sonriente.

ladybrigth -

Lo que pasa (O lo que pasaría) si hiciéramos caso del prosista o poeta multiple que bien conocés:

"Vivir una vida desapasionada y culta, al relente de las ideas, leyendo, soñando, y pensando en escribir, una vida lo suficientemente lenta como para estar siempre al borde del tedio, lo bastante meditada como para nunca caer en él. Vivir es vida lejos de las emociones y en la emoción de los pensamientos. Estancarse al sol, doradamente, como un lago oscuro rodeado de flores. Tener en la sombra, esa hidalguía de la individualidad que consiste en no insistir para nada con la vida. Ser en el volteo de los mundos como un polvo de flores que un viento desconocido levanta por el aire de la tarde, y el torpor del añochecer deja bajar en el lugar del acaso, indistinto entre cosas mayores. Ser esto con un conocimiento seguro, ni alegre ni triste, reconocido al sol de su brillo y a las estrellas de su alejamiento. No ser más, no tener más, no querer más... La música del hambriento, la canción del ciego, la reliquia del viandante desconocido, las huellas en el desierto del camello descargado sin destino..." Y ahora, si éso pasase, ¿cómo sería la batalla?

jafatron -

Lady, de lo mejor que has escrito, sin duda. Se te nota cuándo las cosas arañan tus sentidos y te sangra el sentimiento. Y sé que me pierdo la mitad, que no estoy yo para percibir más de lo que leo ni de leer lo que no está escrito. Tendré que confiar en que el tiempo ponga mi cabeza en su lugar para volver a leerlo y decirte que sí, que ahora sí lo entiendo, que no me pierdo entre versos y realidad, y que veo tu realidad entre los versos. O algo así.
Muy bueno, e intuyo que es mejor de lo que intuyo.
Besos Lady.

sofía -

Soy nueva en estas lides y agradezco blogs como este en el que la sensibilidad se concentra alarmantemente.En el buen sentido, pues basura nos sobra. Y es que cómo establecer lindes con la poesía cuando forma parte de una. Más difícil es tener una percepción poética, que no es otra cosa que mirar lo que nos rodea con sentido común, que escribir poesía, que no es otra cosa que dar en el clavo de lo intimo, lo discreto, lo sonoro. Casi nada. Asi que ladydark te entiendo perfectamente. El mercurio es un metal prodigioso para la temperatura, o para envenenar. El oro es otro metal que siempre ha deslumbrado. Una forma de comprobar que una pieza es de oro es juntarla con mercurio. Literalmente el mercurio se come al oro en una amalgama perfecta. Si no se emplean procedimientos químicos ya no se podrán separar. Pues eso, poesía y vida. Saludos y felicidades por tu blog.

anarkasis -

me quedao otoñal y se me han caído las ideas así que no tengo mas que decir en este momento

Vailima -

jeje, me voy a poner colorada...

ladydark -

Después de darle las gracias tengo que decir que es una vaga, dice la comedianta que pegue este comentario porque blogia no la deja cuando ya ha puesto uno...:
Vailima dixit: "plas, plas, plas.
¡Tú si que eres una enfiladora de perlas!
Magníficas tus letras hoy, entremezcladas con las de un grande que ya nos ha dejado.
Su cuerpo sí, no sus palabras.
Es lo que pasa."
(Lo cuelgo porque me halaga, es lo que pasa)

C. Martín -

Lo que pasa..., lo que pasa es que nos hicieron de la nada y se nos nota, a unos más que a otros, claro.
Un beso.

churra -

Fijate que cosas que yo he leido a Angel Gonzalez ahora que se ha muerto, antes solo alguna cosa suelta . Una pena llegar tan tarde .
Un beso

Vailima -

Lady, esta mañana te he enviado un email comunicándote que no podía colgar mi comentario. Te lo he escrito para que lo cortapegues.
Pues eso.
un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres