Blogia
La funámbula

La mujer fantasma

<h3>La mujer fantasma</h3>

 

AVISOS


La tan fugaz, la frágil:

la hermosura.

La noche que no cabe en un color.

El guante sigiloso del dolor

y el agua que al fluir se vuelve impura.

La luna que no da

su cara oscura.

El cadáver en vida del amor

que yace en el amor.

Ese sabor

a eternidad de aquello que no dura.

La mágica razón de lo ignorado.

La fábrica de hielo del olvido.

Los venenos que matan

sin matar…

Del mundo, peregrino, ten cuidado.

Pero cuídate más

si vas herido

de heridas que han dejado de sangrar.

 

Felipe Benítez Reyes – De “La misma luna”

 

Sentada en un banco del parque leo una y otra vez este poema. Recuerdo noches que de puro violeta no cabían en un color, noches donde la eternidad se citó con lo cotidiano, noches donde perdí la impostura y la compostura. También hay noches de luna clara y de luna oscura, esas dónde el dolor o la alegría se reflejaban en los ojos que miraba, los míos, los de otro. Y entonces comprendo que vago como cadáver en vida, errando cada paso que doy, cadáver donde yace el amor que nadie tiene, que nadie quiere.

Vuelvo a leer, sólo puedo construir el castillo de lo que ignoro porque no me queda más magia que la que no conozco, la que no presiento, la que no encuentro. El hielo que me enfría cada latido, el hielo que me entierra en cualquier olvido, el hielo azul que me borra del camino. Y por mi cadáver, cadáver donde reside el fin del amor, cadáver que miro en el espejo y no recuerdo, en vez de sangre, fluye veneno, el veneno donde se mezclan los te quiero y los no me dejes.

Ya sólo puedo cuidarme de las heridas mal cicatrizadas, no me queda nada, ni piel, ni sangre, ni huesos, para nuevas llagas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

ladydark -

Gracias a todos por vuestras palabras, hay bálsamos que no tienen precio y este es uno de ellos. Aunque no suelo volcar en este cuaderno lo que siento, después de leeros me alegro de haberlo hecho. Y esta noche mismo, más letras, la vida sigue implacable. Besos.

peggy -

Bueno las heridas y los dolores del desamor existen hasta que cicraticen ...pero nunca los dejen que lo hagan en falso , pues si no doleran cronicamente ..y no hay nada peor que una herida mal cerrada ...kiss

2046 -

Volcar en el blog estados anímicos en un relato, una imagen, una sinuosidad, un escape..., simplemente SER.

Como se desarrolla una red de relaciones, uno confía y escribe...

Que lo triste se desvanezca escribiendo, proyectando..., que pase...y que otras confluencias aparezcan.
(LadyDark ¿cómo están las plantas de tu jardín? ¿tienes gardenias? ¿hay flores dentro de ti?
flores de cactus...)

Charles de Batz -

Triste... y demasiado sombrío. Espero Lady que sea más una muestra de tu buen hacer escribiendo, que un reflejo del dolor que pudiera acompañarte.

Salud

Herri -

Me has encogido el corazón Lady.
Espero que sea pasajero.
¡Aún voy a pensar que es cierto eso de que para escribir bien hay que sufrir.!
Tu lo haces suficientemente bien aunque no sufras, así que no nos asustes.
Un abrazo.

Vere -

Acuerdate de Goitisolo

gatavagabunda -

Del mundo habrá que cuidarse, pero si caminas por la vida de puntillas quizá ni la huelas... Un beso preciosa Lady :*

Vailima -

Espero de corazón que este post tuyo con el que riegas nuestro lunes no sea más que lo que literaria y poéticamente te dicta el corazón, mal conversador muchas veces, pertinaz y maltratador. Espero, también, que el mismo corazón que así te habla no se haya olvidado de ti y de las veces que le has dado de comer. Espero, a pesar de ti en este lunes, que tu pesar se disuelva, como en un mal sueño.

Lucille Blue -

Querida Ladydark,

Siempre puedes sufrir nuevas heridas. Siempre que sigas viva, claro está.

Me identifico con cada palabra de este texto tuyo, aunque yo no estoy segura de poder recordar. Creo que ya lo he olvidado todo.

Un beso.

Yhebra -

¡Anda! ¡Un poema de uno de mi pueblo! Había leído algún relato suyo, de hecho, mi nombre lo copié del de uno de sus personajes (aunque tuve que intercalar una hache) pero no conocía ni una de sus rimas. Eso sí, lo he visto muchas noches tocando la guitarra.
Saludos

anarkasis -

- buenas, soya paragüaya y vengo a pedirle la mano de su hijo.
- ¿para qué..?
- paragüaya no mas, mucha hembra vaya.

de típicol

Jafatron -

Joder lady, la tristeza no respeta ni los lunes. Tus sentimientos calan hasta los huesos del que te lee y siento el dolor ajeno aún desconociendo los motivos. Imagino mil historias que te llevan al banco del parque porque la maldita tristeza se empeña siempre en ser fuente de inspiración.
Espero que el trabajo te de alguna alegría que compense mínimamente esos ratos en el parque.
Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres