Blogia
La funámbula

Une historie d’amour

<h3>Une historie d’amour</h3>

La última semana de octubre de 1.911 se habían reunido en Bruselas los químicos y físicos más destacados en un congreso financiado por la empresa Solvay, productora de sosa. El objetivo era discutir cuestiones de física teórica o de química aplicada, sin embargo, la mayoría de los asistentes tenían un interés suplementario y morboso, las secretas relaciones entre un hombre y una mujer, dos de los congresistas más conocidos y prestigiosos. Ambos se comportaban con discreción y tranquilidad, nada hacía pensar que fuesen algo más que dos colegas científicos unidos por un mismo interés profesional. Los asistentes sabían que ella había trabajado en el campo de de la física y había hecho importantes descubrimientos, tanto que le supuso el reconocimiento a través del Nobel de Física. En 1.906 un desgraciado accidente la había dejado viuda. También conocían que él, casado y con tres hijos, había sido alumno en la Sorbona del marido fallecido de la científica. Que había ayudado a ambos en algunos de sus trabajos y que proseguía su labor investigadora.
El resto eran rumores, el joven profesor era considerado un hombre digno de respeto por su talento y por su dedicación al trabajo científico. Aquella dama cuarentona, vestida siempre con trajes oscuros y con las primeras canas en su cabellera lisa recogida en la nuca, ¿quién podría sospechar que fuese capaz de una pasión carnal contraria a la decencia?
Sin embargo el domingo día 5 de noviembre varios ejemplares del periódico "Le Journal" llegaron hasta los congresistas y pudieron leer un artículo escrito por Fernand Hause y titulado "Une historie d'amour...". En él se daba cuenta de la existencia de unas cartas comprometedoras entre los dos adúlteros. La noticia corrió como la pólvora, haciéndose eco en toda la prensa francesa. La dama abandonó el congreso para refugiarse en su casa. Allí, dos días después, el 7 de noviembre recibió un telegrama de la Academia sueca de las Ciencias, comunicándole la concesión del premio Nobel de Química.
A estas alturas de la historia ya no es necesario que os diga los nombres de los protagonistas, si el desenlace, la dama volvió a Paris de dónde había huido intentando evitar el escándalo, el profesor se separó de su esposa. ¿Continuaron sus relaciones? Para casi todos los biógrafos de esta extraordinaria mujer, fuera amor o simple amistad, aquella relación se rompió para siempre. A mi me gusta pensar que no fue así, en un congreso posterior de Solvay en 1.930, todos los asistentes se reunieron para hacerse una fotografía. Ella está en el centro de la primera fila, una mujer seria y sencilla, con su cabellera blanca. A su izquierda esta sentado el profesor de aquella historia y al otro lado de este, el físico que fue amigo y, probablemente, confidente, de los dos.

Escribía Marie en 1.910 a Paul:
"Estamos ligados por un profundo cariño que no debemos permitir que nadie destruya. La destrucción de un sentimiento sincero y profundo como el nuestro, ¿no podría compararse con la muerte de un hijo al que se ha querido y se ha visto crecer?...
Adiós, querido Paul. Tomo tu querida cabeza entre mis manos para acariciarla suavemente con dulce ternura"

Amistad o amor, a veces es difícil poner la distinción entre ambos, a Marie Curie y Paul Langevin les unieron amor sincero, comprensión y tolerancia, trabajos y proyectos comunes, ideales e ilusiones compartidas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

16 comentarios

anarkasis -

eso de que se batan en duelo por una, eso es triunfar,
por que el nobel como sustituto es un consuelo, pero a ver que te llevas payá,
ya se que es una frase hecha pero ya no quedan hombres así. Deberían darle un Nobel o un Curie, o los dos, yo le daría los dos, por curioso.
¡¡Que hombre!!,

peggy -

que bonito , desconocia esta historia , pero me emociona conocer que aparte de culta e inteligente era una mujer .....Ays , hoy me pillas romantica :)

ladydark -

Vere gracias, espero que ya estes recuperado del todo de tu accidente con estos días de fiesta.
Noemi verdad verdadera, yo no l ohabría dicho mejor, el gozo del amor, un saludo y bienvenida a estas hojas, ponte cómoda :).

noemi -

Creo que lo debería haber aparecido en los periódicos, era el GOZO de que el amor exista a pesar de todo siempre...

Vere -

Muy buena historia Ladydark. Un post redondo.

2046 -

´Sí, es verdad. Lo deseable queda suspendido en la duda.

ladydark -

K si es cierto aunque siempre he pensado que sólo se puede ocultar durante un tiempo...
2046 a mi también me gusta pensar que se mantuvo, pero quién sabe :)
Herri, asi es, en París se desato un escándalo con duelos entre defensores y detractores de Marie Curie. Y Langevin se desafió a pistola con el director de "L'Oeuvre", Gustave Tery, aunque no llegó a más.

Herri -

La "Salsa Rosa Malababa" viene de lejos; creo que el propio Paul llegó a batirse en duelo con algún periodista ante la serie de burradas que se llegaron a decir sobre aquella relación.
Hoy sus restos descansan en el Panthéon.

2046 -

A veces medito sobre los obstáculos que encienden ciertos amores. Como en aquellos tiempos, en medio de la hipocresía y la pacatería. Y sin emabrgo, un amor como el que cuentas, dudo se haya debilitado con el curso de los años. Fue lo que se llamó y se llama "un gran amor".
LadyDark, amiga de blogs, grax por esta entrega.

k -

Mi padre siempre dice: de lo que veas, la mitad; y de lo que te digan, nada.

Los mejores amores son aquellos de los que nadie se entera.

ladydark -

Hoy no se quejará No Surrender, no hay suicidios :P. Y si, exacto el inconmensurable Einstein.

No Surrender -

Bueno, siempre es mejor que te diga eso de la cabeza en su regazo la señora Curie, que el descuartizador de Boston... :P

Por cierto, ¿es Don Albert el amigo confidente? me ha parecido distinguir su pelambrera...

ladydark -

Carlos nada de soluciones, pero voy tirando con la conexión patatera, un besazo.

el brujo don carlos -

Cuántas historias de amor no se habrán malogrado por culpa de rígidos convencionalismos sociales. Y cuántas otras habrán transcurrido en el más absoluto de los anonimatos.

Un abrazo, milady.

Y espero que se hayan resuelto los problemas del ADSL.

ladydark -

Doña Gata no sé si lo recordarás, pero hace un par de meses te hablé de que tenía entre manos algo sobre la ciencia desde otro punto de vista... anda que no me ha costado parirlo jajaja

gatavagabunda -

Confieso que esta parte de las aventuras de Marie no venía en mis libros de la carrera :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres