Blogia
La funámbula

El descubrimiento de la poética

<h3>El descubrimiento de la poética</h3>

Lo sé, no tengo fuerza de voluntad, se me pasan por la cabeza mil ideas que plasmar en este cuaderno y voy dejándolas olvidadas en un fondo de armario que parece no tener fin. En estos últimos meses he decidido dar un empujón a mis ganas de escribir, aunando mi pasión por la lectura con el deseo de transmitir. La oportunidad me la ha dado Anika entre libros. El sistema es sencillo, yo leo y luego intento contar que he leído, que he sentido al leerlo, teniendo cuidado de no desgajar el contenido de mi lectura por entre las palabras y, sobre todo, de no dejarme llevar por ese lirismo que marca lo que escribo. Esta segunda parte ha sido la más difícil, pero creo que he conseguido algunas de las metas que me propuse cuando comencé esta andadura.

La primera reseña ha sido "Yo, Kótik Létaiev" y, como en este cuaderno si puedo dejarme llevar, os diré que es fantástico. Nunca había leido a Andrei Bieli, y enfrentarme a él con las páginas que la editorial Nevsky Prospects ha impreso por primera vez en castellano, una experiencia dulce y poética.

Y si quereis saber más, "Yo, Kótik Létaiev" os espera... Ahora ya soy una rusófila confesa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

DIstrahuida -

ladydark... ¡No sabía que habías vuelto a las andadas gráficas!

Besitos

Carrmela -

confesa, ¿tenés ebok?

Carmela -

Gracias Ladydark, aterricé en tu blog a través del de C. y me llamó la atención (me gusto) tu entrada de Y me muero por volver, leí varias de tus entradas y me gustarón y aquí andaba, esperando tu vuelta.
Un abrazo,
Carmela

ladydark -

@ C. en la onda de lo que hablabamos de libros "diferentes", este es uno de ellos, sale fuera de lo común y aporta nuevas perspectivas y muy moderno para cuando fue escrito. Todo un descubrimiento "rusófilo".
@ Carmela, bienvenida seas, el cuaderno ha estado muy abandonado pero me he prometido quitarle un poco las telarañas y en eso ando... Un abrazo.

Carmela -

Reconozco que no me sonaba para nada el autor, pero realmente tu comentario al libro, mueve las ganas de leerlo.
(llegué a tu blog a travé de Veleidades Vitales)
Saludos

C.Martín -

Pues a mí los rusos así en general me llaman poco, pero he leído tu comentario en Anika entre libros y me ha encantado. Con todo lo que yo tengo por leer y va usted y me abre más ventanas, malvada :-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres