Blogia
La funámbula

Los días pasan como caballos salvajes sobre las colinas

<h3>Los días pasan como caballos salvajes sobre las colinas</h3>

Hank no es de mis poetas favoritos y hace poco comentaba con Max E. que hoy todos los poetas quieren reencarnarse en el rebelde Bukowski. Pero tengo que reconocer que siempre que le leo termino apuntando en una hoja versos sueltos, frases, títulos, palabras en definitiva, que tienen la fuerza de la vida en explosión, el desencanto y la amargura del reconocimiento propio del fracaso, la conquista de la libertad que rompe cadenas, la belleza permanente en cualquier lugar por oscuro y patético que este se nos muestre. Y ahora, escribiendo esto, me doy cuenta de que tal vez sólo sea una impostura decir que no forma parte de mi universo personal porque la verdad es que me hace sentir desde dentro, la mejor tarjeta de presentación para los libros que pasan por mi vida.
El título de esta anotación es el de su libro de poemas de 1.969 "Days run away like wild horses over the hills", que hasta el momento creo que sigue sin traducción al castellano. En la década de los 60 Bukowski conoce a John Martin que funda una editorial pequeña, Black Sparrow, con el objetivo básico de publicar sus escritos. Su primera novela es "Cartero" de 1.971 donde su alter ego, Henry Chinaski, empieza a tomar forma. En 1.974 alcanza la fama con su mítica "Erections, Ejaculations, Exhibitions and General Tales of Ordinary", traducida como "La máquina de follar". No pretendo hacer la bibliografía exhaustiva del último maldito del siglo XX, simplemente compartir con vosotros algunos de esos papeles cuajados de ideas, de palabras que en un momento u otro de su tormentosa vida escupió a la cara de la sociedad que le contemplaba.

Así en "Days run away like wild horses over the hills" el poema "All-yellow flowers" termina con estos versos:

she went on singing but I wanted to die

I wanted yellow flowers like her golden hair

I wanted yellow-singing and the sun.

this is true, and that is what makes it so strange:

I wanted to be opened and untangled, and

tossed away.

Sean Penn en 1.987 le hizo una entrevista para la revista Interview cuando se creía que él haría el papel de Bukowski en la película "Barfly" (lo haría finalmente Mickey Rourke, eso que perdió la película), en ella daba su opinión sobre distintos conceptos como la poesía:
"Siempre recuerdo que, en el patio de la escuela, cuando aparecía la palabra ‘poeta' o ‘poesía', todos los pendejos se reían y se burlaban. Puedo ver por qué: es un producto falso. Ha sido falso y snob y endogámico por siglos. Es ultradelicado, sobreapreciado. Es un montón de mierda. Durante siglos, la poesía es casi basura total. Es una farsa. Ha habido grandes poetas, no me entienda mal. Hay un poeta chino llamado Li Po. Podía poner más sentimiento, realismo y pasión en cuatro o cinco sencillas líneas que la mayoría de los poetas en sus doce o trece páginas de mierda. Y bebía vino también. Solía quemar sus poemas, navegar por el río y beber vino. Los emperadores lo amaban porque podían entender lo que decía. Por supuesto, sólo quemó sus poemas malos. Lo que yo quise hacer, si me disculpa, es incorporar el punto de vista de los obreros sobre la vida... los gritos de sus esposas que los esperan cuando vuelven del trabajo. Las realidades básicas de la existencia del hombre común... algo que pocas veces se menciona en la poesía desde hace siglos. Mejor, que quede registrado que dije que la poesía es una mierda desde hace siglos. Y una vergüenza".

Escribe en el prólogo a la novela de John Fante "Pregúntale al polvo":
"Seguí recorriendo la sala general de lectura, cogiendo libros de los estantes, leyendo unas cuantas líneas, unas cuantas páginas, y dejándolos en su sitio a continuación. Pero cierto día cogí un libro, lo abrí y se produjo un descubrimiento. Pasé unos minutos hojeándolo. Y entonces, a semejanza del hombre que ha encontrado oro en los basureros municipales, me llevé el libro a una mesa. Las líneas se encadenaban con soltura a lo largo de las páginas, allí había fluidez. Cada renglón poseía energía propia y lo mismo sucedía con los siguientes. La esencia misma de los renglones daba entidad formal a las páginas, la sensación de que allí se había esculpido algo. He ahí, por fin, un hombre que no se asustaba de los sentimientos. El humor y el sufrimiento se entremezclaban con sencillez soberbia. Comenzar a leer aquel libro fue para mí un milagro tan fenomenal como imprevisto..."

En una carta a John William Corrington de enero de 1.971 habla sobre el oficio del escritor:
"Pero la escritura, por supuesto, cómo el matrimonio, la caída de la nieve o las llantas de los autos, no siempre perdura. Tú puedes ir a la cama el miércoles en la noche siendo un escritor y despertar el jueves por la mañana y ser otra cosa totalmente diferente. O puedes irte a la cama el miércoles por la noche siendo un plomero y despertar el jueves por la mañana siendo un escritor. Este es el mejor tipo de escritores... Muchos de ellos mueren. Claro. Por sus arduos intentos; o por otro lado, porque se vuelven famosos y todo lo que escriben es publicado y ya no tienen que buscar más. La muerte tiene muchas avenidas. Y si a pesar de todo tú dices que mi material te gusta, quiero que sepas que si se vuelve roto, no será porque trate demasiado duro o muy poco, será porque me quedado o sin cervezas o sin sangre. Para lo que sirva, puedo permitirme esperar: Tengo mi vara y tengo mi arena."

En "El capitán salió a comer y los marineros tomaron el barco", diario escrito por Bukowski en los últimos años de su vida donde ironiza sobre lo que le rodea, sobre la literatura y los escritores, sobre él mismo, utilizando principalmente las apuestas en el hipódromo y su "traspaso" de la máquina de escribir al ordenador, en ese diario recoge este pensamiento:
"Te preparas para ser escritor haciendo las cosas instintivas que te alimentan a ti y a la palabra, que te protegen de la muerte en vida. Para cada uno es diferente. Y para cada uno cambia. Hubo un tiempo en que para mí significaba beber mucho, beber hasta la locura. Me ayudaba a afilar la palabra, a sacarla. Y necesitaba peligro. Necesitaba meterme en situaciones peligrosas. Con hombres. Con mujeres. Con automóviles. Con el juego. Con el hambre. Con lo que fuera. Alimentaba la palabra. Me pasé décadas así. Ahora ha cambiado. Lo que necesito ahora es más sutil, más invisible. Es una sensación que está en el aire. Palabras pronunciadas, palabras oídas. Cosas vistas. Sigo necesitando unos tragos. Pero ahora me van los matices y las sombras. Cosas de las que apenas soy consciente me alimentan con palabras. Eso es bueno. Ahora escribo un tipo de mierda diferente. Algunos se han fijado.
"Has trascendido", es lo que más me dicen.
Soy consciente de lo que perciben. Yo también lo siento. Las palabras se han hecho más sencillas pero más cálida, más oscuras. Me alimento de fuentes nuevas. Estar cerca de la muerte te da energías. Tengo todas las ventajas. Puedo ver y sentir cosas que a los jóvenes se les ocultan he pasado del poder de la juventud al poder de la edad. No habrá declive. No. Y ahora, si me perdonáis, me tengo que ir a la cama, es la una menos cinco de la mañana. Parloteando toda la noche. Reíos mientras podáis..."

Creo que ya he agotado vuestra paciencia, podría seguir incluyendo palabras y más palabras de esas que le alimentaban pero concluyo con un poema "Consummation Of Grief":

I even hear the mountains

the way they laugh

up and down their blue sides

and down in the water

the fish cry

and the water

is their tears.

I listen to the water

on nights I drink away

and the sadness becomes so great

I hear it in my clock

it becomes knobs upon my dresser

it becomes paper on the floor

it becomes a shoehorn

a laundry ticket

it becomes

cigarette smoke

climbing a chapel of dark vines . . .

it matters little

very little love is not so bad

or very little life

what counts

is waiting on walls

I was born for this

I was born to hustle roses down the avenues of the dead.


De "Mockingbird Wish Me Luck"- 1.972


share your files at box.net

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

faku -

solo robó las flores del campo de la muerte,
para marcarlas como cada humano degollado
cada viento qe no sopló
cada inspiracion qe no tenías
o cada sensación qe tubiste cuando estabas cagando,
hacía frío no?
y claro,
era invierno
estabas desnudo
y no había mas cerveza,
y vos solo ahí,
solo,cagando
solo,sacando tu mierda para qe no vuelva más
y se la trague la tierra,
y despues venga el camión come mierda,
a vaciarlo,
pero no para siempre,
mañana otra vez vas a tener frío



a su salud

Vere -

Lo mejor para mi es tu capacidad para darte entera en cada post. Un abrazo.

peggy -

magnifico post , documentado y a la vez sensible ...uno de mis mitos este poeta maldito

gatavagabunda -

(... ¿has visto "Factótum"?)

oktomanota -

un post extra ordinario , geniaaaal
enhorabuena+

la vida soñada de los ángeles -

Y grax por el post. Los extractos de las entrevistas que le hicieron a Bukowski, son antológicos.

Chao.

Rain -

Alguna vez, Bukowski dijo enfáticamente "...los tipos duros escriben poesía...".
Porque las transformaciones de las miradas vibran y para escribir sobre amor se habla no sólo de languidez y diamantes, rosas y besos, si no de sangre, violencia, enajenamiento, delirio, sutilezas, extremas y suaves sensaciones. Pensar que Shakespeare hizo lo suyo en sus dramas, donde la miseria humana gritaba entre acto y acto.

Bukowski fue el hombre dinamita de la poesía.

Salute, Funámbula.

Capitán Pescanova -

Bukowski es un escritor genial, nos guste o no sus temas, no se puede negar que es un maestro de la escritura.
un beso, ladydark.

NoSurrender -

Un post muy interesante, señora oscura. Y tan trabajado y con tanto cariño como nos tienes acostumbrados. Gracias.

No es Bukowski mi favorito del siglo XX, pero hay que reconocer que sabía dar lo que otros no podían. Me quedo con "Mujeres", de sus libros... y con la preciosa canción de los Stones que nos has puesto ¡me encanta!

Vailima -

Días de silencio y una explosión de post. Acercarnos a un poeta o antipoeta, hasta un viernes que cierra la semana como un broche de oro.
besos

Jafatron -

Un post genial Lady, de principio a fin. Y fíjate tú qué casualidad que el título me llegó por otras vias igual de traducido hace ya unos meses.
Ni una línea de desperdicio Lady, ni una sola.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres