Blogia
La funámbula

Imágenes en movimiento

 


Ficha Técnica
Director: J. Searle Dawley y Thomas Alva Edison / Productor: Thomas Alva Edison / Guión: J. Searle Dawley, según la novela de Mary W. Shelley / Intérpretes: Charles Ogle (la criatura), Augustus Phillips (Frankenstein), Mary Fuller (Elizabeth) / Nacionalidad y año: USA 1910 / Duración y datos técnicos: 16 min. b/n tintado.

Una pequeña joya para la vista, la primera versión al cine del clásico literario de Mary Shelley. La escena de la creación es particularmente interesante. Valentí y Navarro nos la cuentan así: "Este momento se consiguió filmar con la ayuda de un maniquí dotado de un esqueleto movido por hilos y recubierto de papel maché, al cual se prendió fuego; luego, proyectando el celuloide en dirección contraria, se lograba crear la ilusión de que el muñeco brotaba del caldero y se recomponía por sí solo".(Frankenstein: el mito de la vida artificial, por Tomás Fernández Valentí y Antonio José Navarro. Madrid: Nuer, 2000.). Esta hecha para ser visionada en un kinetoscopio, el precursor del moderno proyector de cine.

Sé que la historia de la creación de Frankenstein o el moderno Prometeo es conocida por todos vosotros, sin embargo no puedo evitar dejaros una pequeña imagen escrita de una noche del mes de junio de 1816, bajo la centelleante luz de los relámpagos, a orillas del lago Leman,en la villa Diodati, se reunen un grupo de amigos con la intención de disfrutar del verano... Pero ¡qué amigos!. Lord Byron, el doctor John Polidori -compañero de viajes del escritor- y el matrimonio formado por Percy B. Shelley y su esposa Mary.

La jovencisima Mary, con apenas 19 años, crea una historia grandiosa que tiene más de filosofía que de relato de terror. Las resonancias bíblicas y trascendentales saltan en cada renglón de su cuento, y uno siente que Mary Shelley no quiso tanto asustar a sus compañeros de juego como hacerles plantearse su condición de seres creados por un Dios implacable e injusto. El doctor Frankenstein, transmutado en una especie de Dios, es un hombre angustiado por el alcance de su creación, esta es un ser tan dañido como indefenso, tan amoroso como despreciable, que se rebelará contra su creador como causante de su eterno sufrimiento.

Maravillosa novela gótica que se nutre del mito de Prometeo y bebe de las fuentes de "El Paraiso Perdido" de Milton, en la que una criatura, muy humana, nos dice:

"¿Es equitativo que yo sea juzgado como criminal, como el único criminal, cuando toda la raza humana pecó contra mí? ¿Por qué no odian a Félix, que rechazó con asco a su amigo desde la puerta? ¿Por qué no desprecian al rústico que quiso matar al salvador de su hija? ¡No! Ellos son virtuosos e intangibles. Yo soy miserable y abandonado, soy un aborto de la naturaleza, a mí se me debe despreciar y rechazar. Todavía me arde la sangre al recordar tanta injusticia."

Por último un gran recuerdo para la mejor versión cinematográfica del mito, la de James Whale, clásico del cine y que siempre me remite a una de las películas españolas también clásicas, "El espíritu de la colmena" de Victor Erice.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

anarkasis -

Remando al viento me gustó mucho, pero no cambio las jirafas paseando en el palacio veneciano..., por Boris al borde del lago con la margarita en la mano. La primera necesita en el espectador subir un escalón cultural al menos para poder disfrutarla. La segunda no, es universal y da miedo desde los 8 años en que se puede ver acompañado de adultos.
¡como te lo curras, que nivelazo de post!

Lástima que no se pueda bajar la peli y poderla correr de seguido, (a mi se me entrecorta, me ha costado 3 cuartos de hora verla entera. El mismisimo Edison produciendo y dirigiendo, (me acompleja)

gatavagabunda -

Uy, la peli de Truffaut me la pusieron en su día en el colegio... (espero que todavía queden en los colegios profesores con buenas ideas)

Vere -

Yo creo que esa reunión nos prefigura. ¿No creamos entre todos una especie de monstruo, un golem o algo así? Muy bueno Lady.
Charles a mi también me encantó el Enfant y luego el libro de Itard, y que decir del Kaspar Hauser.. da para rato algo así como el molde en el que uno se ha hecho.

ladydark -

Es curioso como nos remite a la infancia el mito de Frankenstein, tal vez el también sea un poco como un niño, sin terminar de entender lo que le rodea.
Charles por cierto la película de Truffaut, un lujazo, da gusto que haya películas asi y poder re-visitarlas.
Jafatron haz una buena mezcla de libros y alcohol, el cónsul, ya sabes...

Charles de Batz -

!Como no recordar esa noche en el lago de "Remando al viento"!. Pero tambien me viene a la memoria el expléndio Enfant Sauvage de François Truffaut,otra de esas grandes películas que es necesario -a veces- recordar que se han hecho hace ya mucho, para escarnio de más de un director actual. Hay otra del estilo sobre el caso de Gaspar Hauser -creo- de Herzog. Pero me deslindo un poco del camino.

En la figura de la bestia -con la que creo que emocionalmente nos sentimos todos algo vinculados-, hay algo del buen salvaje de Rousseau, algo sobre nuestras más íntimas inquietudes al identificarnos con una materia inerte que se convierte en viva, y de ahí en humana a medida que adquiere el lenguaje y los comportamientos.

Hay quien ve en ello un proceso de aprendizaje, en el que el ser va tomando paultinamente consciencia de sí mismo, hasta considerarse lo que los demás le han considerado desde el principio: un monstruo.

Marcho al segundo asalto de esta entretenida jornada de hoy.

Salud

PS: sobre l'enfant sauvage os recomiendo este texto:

http://classiques.uqac.ca/classiques/itard_jean/victor_de_l_Aveyron/itard_victor_aveyron.pdf

Vailima -

Yo también recordaba la película que ha traído gata a la memoria: Remando al viento.
Qué magnífica lectura, Lady, y qué momentos encima de la cama, en mi habitación, con el libro entre las manos...

jafatron -

Un post de lujo Lady, menuda joya nos traes. Increíble el efecto en la creación del "monstruo".
Al igual que gata, este libro fue devorado en mi niñez (con 12 años eres niño o adolescente?). En mi colección particular posee el honorífico título de ser el único libro que he leído del tirón, sin soltarlo un instante, una noche que pasé sin dormir por no dejar de leer. Me fui al colegio sin haber pegado ojo. Apuntaba maneras aquel niño, no sé yo por qué decidió cambiar los libros por el alcohol.

¿Para cuando un post malo, lady? Ya tardas.

gatavagabunda -

Noche mágica a la orilla del lago que por cierto revive Gonzalo Suárez en su película "Remando al viento"...

Quizá sea un buen momento para releer a la señora Shelley. Es un libro al que ataqué de niña y no he vuelto desde entonces sobre él, quizá porque ha crecido más fuera de sus páginas que dentro de las mismas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres